IVC > Artes escénicas > Publicaciones > La armonía del silencio

València · 2019

La armonía del silencio

Lola Blasco

Institut Valencià de Cultura. Generalitat Valenciana.
Idioma: Castellano
ISBN: 978-84-482-6366-9
Signatura: LV845
Tipo de edición: Libros
Precio: 10,00€
La armonía del silencio surge, sin duda, de una necesidad personal, de un deseo de ajustar
cuentas con mi presente y mi pasado. La obra cuenta la historia de una familia, la mía, a
través de tres generaciones y de un objeto: el piano. La armonía del silencio es la historia
de mi familia, pero también de la preguerra y la posguerra española. Es la historia del
abuso de poder, a pequeña y a gran escala.

Hace unos años apareció el piano de mi abuela en el guardamuebles de mi hermano.
El piano ha estado guardado durante varios años en su almacén pero nunca supimos
que era el suyo. Cuando mi hermano tuvo que entregarlo y lo llevó a la casa del dueño,
éste le confesó que era de nuestra abuela. Quisimos recuperarlo pero no pudimos. Fue
en ese momento cuando me enteré que mi abuela (casada con un capitán del bando
republicano que estaba en el calabozo), lo vendió por necesidad a un piloto del ejército
del bando nacional. Un joven al que, además, le daba clases. Sola y con cinco hijos, mi
abuela se ve obligada a cambiar su profesión de pianista para hacerse costurera y luego
vender sus bordados por las casas durante la posguerra. Nunca me dejaron tocar una
sola melodía en ese piano que perteneció a mi abuela. Recuerdo a mi abuela junto a la
ventana moviendo los dedos en el aire... Lo hizo hasta el fin de sus días. “Ejercicios, decía
mi madre, “la abuela hace ejercicios” decía... Ella nunca volvió a tocar, y yo no dejo de
pensar que ese piano acabó en el guardamuebles de mi hermano porque su historia tiene
que ser contada. Ya nadie toca ese piano, ha permanecido en el silencio durante años, y
sin embargo esta historia no hace más que rondar por mi cabeza. Como dijo un sabio:
los vivos existen y los muertos insisten. Y es por eso que me veo obligada a contar esta
historia, a darle vida a La armonía del silencio. Porque el piano de mi abuela es para mí
una metáfora del silencio que ha imperado en tantos hogares de España durante años.
Tardé bastante tiempo en entender que mi abuela no hacía ejercicios junto a la ventana,
mi abuela tocaba música... Entonces entendí que ya no necesitaba recuperar su piano. No
se necesita un piano para hacer música.

Ahora, cuando me siento en el piano a practicar, pienso en mi abuela y en la maldad del
hombre. Pienso en la guerra civil, y en la maldad del hombre. Pero también pienso en
cómo, cuando toco, establezco un dialogo con mi abuela. Y en cómo los objetos cruzan
familias, historias. Y pienso, que cada persona tiene un sonido propio, un sonido que
resuena a coro con el universo. Imagino a mi abuela como una parca, con sus dedos, cosiendo. Imagino los hilos entresus dedos y siento cómo sus decisiones han tejido nuestra historia, ella ha compuesto la melodía de mi familia.

La joven de la derecha es mi abuela, Enriqueta. Al violín, mi bisabuelo, Alejandro. Y
luego está el chico de la trompeta (del que si soy fiel a la verdad no he conseguido saber
su nombre pero yo en mi foro interno lo llamo Janos). Los tres ponían música al cine
mudo antes de que el silencio se apoderase de todos los hogares de nuestro país.

Lola Blasco
culturarts generalitat valenciana

© Institut Valencià de Cultura

Plaça de l'Ajuntament, 17
46002 València

Artes escénicas

Teatre Principal
Barques, 15 · 46002 València

Tel. 961 832 560
escena_ivc@gva.es

Nota legal

Area personal

Contacto express





Acepto las condiciones y la política de privacidad

Suscripción al newsletter




Selecciona newsletters:


Acepto las condiciones y la política de privacidad
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info